jueves, 12 de noviembre de 2015

Capítulo 125 del libro de los muertos

Capítulo 125 del libro de los muertos
El escriba Nebqed (dinastía XVIII) ilustrando el capítulo 125 del Libro de los Muertos, donde el difunto declara su inocencia.
La momia de Nebqed se halla en posición vertical delante de la puerta de su capilla funeraria , y puede obervarse donde la fachada y por encima de la puerta dos hileras de conos funerarios.
Esta en el museo de EL louvre .
...
Declaración de inocencia ante el gran dios:
Palabras dichas por el Osiris ,: “¡Salve, gran dios, señor de las dos Maat! He venido hasta ti,oh mi señor, habiendo sido conducido, para ver tu perfección. Te conozco y conozco el nombre de los cuarenta y dos dioses que están contigo en la sala de las dos Maat, que viven en la guarida de los pecados y se abrevan de su sangre el día de la evaluación de las cualidades ante Unnefer.
Mira: “El e las dos hijas, el de las dos Meret, El Señor de las dos Maat”, es tu nombre. He aquí que he venido ante ti y que te he traído lo que es equitativo, he expulsado la iniquidad.
No cometí iniquidad contra los hombres.
No maltraté a (las) gentes.
No cometí pecado en la Sede del Maat.
No (intenté) conocer lo que no debía (conocerse).
No hice mal.
No comencé el día recibiendo una comisión de parte de las gentes que debían trabajar para mí y mi nombre no llegó a las funciones de un jefe de esclavos.
No blasfemé contra dios.
No empobrecí a un pobre en sus bienes.
No hice lo que era abominable a los dioses.
No perjudiqué a un esclavo ante su amo.
No fui causa de aflicción.
No hice padecer hambre.
No hice llorar.
No maté.
No di orden de matar.
No causé dolor a nadie.
No disminuí las ofrendas alimentarías de los templos.
No mancillé los panes de los dioses.
No robé las tortas de los bienaventurados.
No fui pederasta.
No forniqué en los santos lugares del dios de mi ciudad.
No robé con la medida de áridos.
No disminuí la arura.
No hice trampa con las tierras.
No añadí (peso) al peso de la balanza.
No arrebaté la leche de la boca de los niños.
No privé al ganado de sus pastos.
No cacé pájaros en el coto de los dioses.
No pesqué peces en sus lagunas.
No retuve el agua en su estación.
No opuse al agua corriente ningún dique.
No apagué nunca un fuego en su quema.
No pasé por alto los días de las ofrendas de carne.
No quité ganado (destinado) a la comida del dios.
No me opuse a (ningún) dios en sus salidas procesionales.
¡Soy puro, soy puro, soy puro, soy puro!. Mi pureza es la pureza del gran fénix que está en Heracleópolis, porque soy la nariz misma del Señor de los vientos que hace que todos los hombres vivan en el día de la Plenitud del Ojo en Heliópolis, el último día del segundo mes del invierno en presencia del Señor del país Emoticono like soy uno de los que han visto la Plenitud del Ojo en Heliópolis. No me alcanzará (ningún) mal en este país, en esta sala de las Dos Maat, porque conozco el nombre de los dioses que están allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario